Implantes dentales y diabetes

on 27 noviembre, 2017

Los implantes dentales son un tratamiento seguro, cómodo y efectivo frente a  la pérdida de dientes, pudiendo ser colocados también en aquellas personas que padecen diabetes, obteniendo igualmente resultados altamente satisfactorios.

La diabetes requiere el mejor cuidado bucodental

La diabetes es una enfermedad crónica que altera los niveles de glucosa en sangre, lo cual puede deberse principalmente a dos causas:

  • En el caso de la diabetes tipo I, las células del páncreas no producen insulina, por ello es necesario que estos pacientes se inyecten externamente esta hormona, la cual permite que la glucosa pueda ser utilizada como fuente de energía por el organismo.
  • En el caso de la diabetes tipo II el páncreas sí secreta la suficiente insulina, no obstante, la misma no tiene capacidad para hacer su efecto. En este caso es necesario seguir un tratamiento farmacológico con antidiabéticos orales.

Es imprescindible controlar adecuadamente esta enfermedad a través de la insulina o los antidiabéticos orales, una buena alimentación y la práctica regular de ejercicio físico, ya que si los niveles de glucosa en sangre son inadecuados y se mantienen durante largos periodos de tiempo pueden dar lugar a diversas complicaciones como alteraciones nerviosas, disminución del riego sanguíneo y mayor riesgo cardiovascular.

De otra parte, el paciente diabético necesita especialmente una óptima salud buco dental, ya que en estas personas el sistema inmunológico se ve ligeramente deprimido, lo que implica un mayor riesgo de periodontitis.

La periodontitis es una fase avanzada de la gingivitis o inflamación de encías,  en la cual este estado inflamatorio e infeccioso se disemina hasta alcanzar tejidos tan importantes como los ligamentos y el tejido óseo que sirven como principal soporte a las piezas dentales.

A su vez, la salud bucodental se relaciona estrechamente con la salud de todo el organismo, por ello, el paciente diabético afectado por gingivitis o periodontitis puede tener una mayor dificultad para controlar sus niveles de glucosa en sangre.

Los implantes dentales en el paciente diabético

No existe ningún motivo por el cual no se puedan colocar implantes dentales en el paciente diabético, únicamente será importante tener un buen control de la enfermedad para así asegurar una adecuada cicatrización de los tejidos, ya que la misma puede verse mermada en una diabetes no controlada o estabilizada.

Es importante destacar que en la actualidad no se cuenta con ningún estudio que determine que el riesgo de complicaciones durante y tras la colocación de implantes dentales sea superior en el paciente diabético.

Tras la intervención sí se experimentarán algunas molestias, las cuales no deben considerarse atípicas y desaparecerán en el transcurso de 2 a 3 días, hablamos principalmente de los siguientes signos y síntomas:

  • Sangrado leve o moderado.
  • Inflamación de encías y mejillas.
  • Dolor de leve a moderado.

Diabetes y complicaciones en los implantes dentales

Como ya hemos mencionado anteriormente, un paciente diabético no tiene un mayor riesgo de sufrir complicaciones ante la colocación de implantes dentales, no obstante, si hablamos de diabetes tipo II, es necesario aclarar que sí existe una mayor posibilidad de sufrir periimplantitis.

La condición de periimplantitis se da cuando existe una presencia de bacterias que provoca cambios de carácter inflamatorio que afectan tanto al tejido blando como al tejido óseo que está rodeando a los implantes dentales.

Si esta situación se da, existe un tratamiento para la misma, cuyo procedimiento se establecerá en función de la situación de cada persona, valorando qué acciones terapéuticas son las más indicadas en cada caso.

No obstante, una diabetes bajo control, junto con los cuidados postoperatorios esenciales para cualquier persona, disminuirá notoriamente la posibilidad de sufrir esta complicación, cuyo riesgo se observa aumentado únicamente en los pacientes con diabetes tipo II, no siendo así en los pacientes con diabetes tipo I o insulinodependiente.

Para garantizar el buen control de la diabetes antes de la intervención, durante la misma, y también de forma posterior, será imprescindible que el paciente acuda a realizar las revisiones  periódicas previstas con el endocrino y el  conjunto del equipo médico especializado en diabetes.

Otro aspecto de gran importancia será la clínica dental elegida para realizar la colocación de los implantes dentales, en este sentido recomendamos huir de las ofertas que ofrecen precios sospechosamente bajos, recordamos que es necesario pedir cita previa para que cada caso sea evaluado de forma personal, obteniendo así el procedimiento exacto a seguir y el coste económico total del mismo.

En Clínica Vila Rosa contamos con un amplio equipo médico multidisciplinar, además, somos un centro de referencia en cirugía oral y maxilofacial, realizando dichas intervenciones en quirófano y en un medio hospitalario, ofreciendo así la mejor atención a nuestros pacientes, lo que en consecuencia conllevará unos resultados altamente satisfactorios.

La diabetes no debe ser motivo para evitar la colocación de implantes dentales, todo lo contrario, el paciente diabético requiere especialmente disfrutar de una salud bucodental óptima.

Share this post:
ClinAdminImplantes dentales y diabetes