Rinoplastia en tabique desviado

on 16 mayo, 2019

Tener el tabique nasal desviado es más común de lo que parece, ya que en muchos casos no se es consciente de ello. Sin embargo, cuando alguien recae en este aspecto es porque probablemente haya tenido un traumatismo que originase la desviación y/o problemas respiratorios.

Lo más habitual es que los pacientes acudan a consulta porque tienen problemas a la hora de respirar, lo cual suele generar ronquidos que muchas veces deriven en patologías más graves como la apnea del sueño; igualmente cansancio, dolores de cabeza o falta de rendimiento en nuestras actividades cotidianas precisamente por una falta de oxigenación a nuestro cuerpo.

Estos son inconvenientes que además de un factor estético son problemáticos para nuestra salud debiendo ser corregidos; la mejor manera de solucionar la desviación  del tabique nasal es mediante una rinoplastia. Esta cirugía estética lo que hace es arreglar las estructuras que forman la nariz: el cartílago y el hueso, ya que como si de una casa se tratase serían sus cimientos.

En este artículo explicaremos en qué consiste esta cirugía de nariz y todas las claves sobre cómo se realiza esta intervención que tiene como finalidad devolver a la nariz su funcionalidad y armonía estética.

Tratamiento de rinoplastia para corregir el tabique nasal desviado

A la hora de realizar esta intervención hay que valorar de manera previa algunos aspectos que podrían condicionar su realización. Lo primero que se debe saber si se tiene el tabique de la nariz desviado es de donde proviene la causa: bien por genética, por un traumatismo o por una rinoplastia previa mal realizada.

icon-calendarCITA PREVIA

Solicita desde aquí el día y la hora para tu consulta. Así de fácil.

Solicitar Cita

LUGO – SANATORIO NSOG: 982 298 406
SANTIAGO DE COMPOSTELA:
981 935 086

 

Aunque parezcan aspectos menores no lo son, ya que si nuestra nariz no se ha operado anteriormente significa que las estructuras nasales, el hueso y el cartílago, están intactas, lo que para el cirujano es de gran ayuda y una facilidad a la hora de realizar la cirugía de nariz.

Si por el contrario la desviación es causada por una rinoplastia, las estructuras ya habrán sido modificadas una vez (o más veces). Sin embargo esto no es causa de problema, puesto que el cirujano siempre sabrá adecuar la intervención a nuestras características y necesidades propias.

Para la cirugía el especialista deberá valorar la cantidad y calidad de la estructura ósea y cartilaginosa de la nariz, ya que esta rinoplastia consiste en la reestructuración de la columela (estructura formada por cartílago que separa la nariz en dos partes) o el tabique nasal (formado por hueso y cartílago). La causa de la desviación puede ser por el cartílago, y por lo tanto lo que habría que hacer sería debilitarlo para así devolver la nariz a una posición armónica. Otra causa puede ser el hueso, en este caso se procedería a limarlo.

Tal vez con esto sería suficiente para solucionar el problema del paciente, pero también cabe la posibilidad de que las estructuras nasales sean correctas pero el problema derive de los cornetes porque son excesivamente grandes. La solución a esto sería devolverlos a un tamaño normal que no dificultase la respiración, acortándolos.

La causa de la desviación nasal realmente visible proviene de la parte superior del tabique  nasal, mientras que se puede tener un grado menor de desviación que tal vez no sea apreciable ópticamente.

Sea cual sea el caso, este tipo de intervención suele ser bastante compleja, y podría darse la posibilidad de que se precisasen injertos de cartílago, que como norma provienen del propio tabique nasal. Con estos injertos se ayudaría a dar una mejor forma final a la nariz y reforzar las estructuras.

Tras todos estos datos hay que tener de igual forma presente que lo que debe primar en esta cirugía estética es la funcionalidad de nuestra nariz. Por tanto podría darse el caso de que la operación en cuanto al valor estético no fuese tan exitosa frente a funcional; pero estos son aspectos que el paciente debe tratar de forma previa con el cirujano para así llegar a consenso.

Postoperatorio de una cirugía de tabique desviado

Al igual que en el postoperatorio de otros tipos de rinoplastias, tras este tipo de cirugía estética se suelen colocar tapones nasales y refuerzos, ya que recordemos que se trata de una intervención que lo que busca es enderezar las estructuras nasales, y por ello durante los primeros días la zona debe permanecer estable.

icon-calendarCITA PREVIA

Solicita desde aquí el día y la hora para tu consulta. Así de fácil.

Solicitar Cita

LUGO – SANATORIO NSOG: 982 298 406
SANTIAGO DE COMPOSTELA:
981 935 086

 

Normalmente se emplea anestesia general puesto que no es una cirugía sencilla y que puede llevar bastante tiempo, por lo que sería probable que fuese preciso el internamiento hospitalario durante un par de días.

En una rinoplastia para corregir un tabique nasal desviado el paciente deberá acudir a revisiones periódicas durante el primer año por lo menos. Debemos recordar que al tratarse de una rinoplastia con factores funcionales, para apreciar completamente las mejoras pasarán unos 6 meses, sin embargo la mejoría en los problemas respiratorios será apreciable en cuanto baje la mayor parte de la inflamación, en torno a las dos primeras semanas.

Aludimos con esto a un factor clave que no se debe dejar pasar por alto: la paciencia. Como hemos visto podría darse la posibilidad de que se realizase la operación tan solo por un factor funcional y no estético, pero esto no debe ser motivo para prestar menor atención al  postoperatorio, porque las estructuras internas podrían volver a la situación inicial si no realizamos los cuidados precisos.

A lo que nos referimos es que como lo más habitual es que sea necesario que el cirujano haga modificaciones en el cartílago y el hueso, lo que se debe es tratar de realizar un correcto postoperatorio para así evitar una rinoplastia secundaria a causa de que las estructuras se hayan vuelto a mover. Sobra decir que es de vital importancia no recibir golpes en la zona afectada, y si somos deportistas deberemos dejar el tiempo que sea preciso para volver a la normalidad.

Esto depende de que en muchos casos la rapidez de un postoperatorio proviene de la genética de cada uno, es decir, de la mayor o menor capacidad cicatrizal que tengamos. Una rinoplastia es una verdadera carrera de fondo, donde la parte más dura pero satisfactoria es su resultado, por debemos trabajar y cuidar nuestra nariz para lograrlo.

Desde la Clínica Vila Rosa recomendamos que si tienes una desviación del tabique nasal no debes dudar en someterte a esta rinoplastia; te sentirás mejor, tanto funcional como estéticamente.

Share this post:
ClinAdminRinoplastia en tabique desviado