Rinoplastia de punta nasal: todo lo que necesitas saber

on 15 diciembre, 2018

La nariz está en un lugar privilegiado en la cara del ser humano, en el centro, y por lo tanto solemos querer que esta sea equilibrada y armoniosa con el resto de nuestra cara. Una operación de cirugía estética en la punta de la nariz suele atender a motivos estéticos. También  a motivos respiratorios, un elemento importante que influye igualmente a la hora de someternos a esta intervención. Por lo tanto, lo que se busca además del motivo estético es que la funcionalidad de la nariz tras la intervención no  sea alterada.

Tal vez estés planteándote un tratamiento de cirugía estética dirigido a tu nariz y como es lógico te invaden mil dudas que trataremos de aclarar en este artículo sobre este procedimiento, su precio o su postoperatorio.

¿En qué consiste la rinoplastia de punta nasal?

Tanto si ya estabas decidido a realizar la operación o querías informarte para hacerlo es preciso que conozcas una serie de factores que determinarán el proceso, y es que la operación de punta nasal es la más compleja, puesto que esta está determinada por diversos elementos.

Estos elementos requieren de buenos especialistas que sepan solucionar de un modo adecuado la petición del paciente. Los cartílagos alares son los causantes de esta complejidad ya que son ellos los que determinan las deformaciones, forma y/o consistencia de la punta nasal. Además de esto, el cirujano deberá determinar el grosor de la piel para así relacionarla con el resto de estructuras nasales y que el proceso sea lo más satisfactorio posible. En pacientes con piel gruesa un cambio en los cartílagos alares es más complejo de conseguir frente a aquellos que tengan un grosor menor, donde los cambios serán más relevantes con menor esfuerzo. Sabemos que ahora podrás tener más dudas, pero esto no supone una preocupación a la hora de realizar la intervención, el especialista siempre sabrá la manera idónea de que el resultado sea impecable e inmejorable para ti en cuanto a tus propias características.

Los motivos más comunes para hacer una rinoplastia de punta nasal

Como norma la rinoplastia de punta nasal es un operación estética que suele ser requerido por personas con una punta nasal caída o bífida.

La punta caída es aquella con un ángulo igual o inferior a los 100 grados. A la hora de intervenir una punta nasal caída son de vital importancia las válvulas nasales. Este tipo de puntas caídas suelen ir acompañadas de problemas respiratorios causados porque los cartílagos alares sean débiles y demasiados blandos, causando un colapso a estos y obstaculizando la respiración. Se precisa a menudo la colocación de un injerto en la columela (aquella parte que separa la entrada de la nariz en dos partes paralelas) a la par que desviar la tendencia de los cartílagos alares (uno derecho y uno izquierdo, dan forma a la punta nasal). El resultado sería un mayor afilamiento y simetría nasal así como la modificación del ángulo naso-labial.

icon-calendarCITA PREVIA

Solicita desde aquí el día y la hora para tu consulta. Así de fácil.

Solicitar Cita

LUGO – SANATORIO NSOG: 982 298 406
SANTIAGO DE COMPOSTELA:
981 935 086

 

Los injertos son el medio que se emplea para solucionar defectos o estructuras perdidas de la nariz, es decir, a modo de refuerzo. Estos injertos suelen provenir de la nariz del propio paciente, lo cual evita el rechazo y favorece la facilidad para trabajar con el tejido.

Una punta bífida es la que tiende a ser poco afinada y ancha. En esta punta los cartílagos alares con el paso de los años tienden a aumentar su tamaño, además son estos mismos los que dan la forma a este tipo de punta nasal. En este caso se precisa un injerto de cartílago en la punta sobre los cartílagos alares o en la columela.  El resultado sería una punta más definida.

Rinoplastia de punta nasal primaria y secundaria

Otro aspecto que debe ser analizado es que la nariz ya haya sido sufrido una intervención con anterioridad, rinoplastia secundaria, o no, rinoplastia primaria.  A menudo aunque el especialista haya realizado un minucioso estudio previo a la primera intervención o rinoplastia primaria, puede producirse de igual modo que el paciente no resulte plenamente satisfecho con el resultado dando lugar a una rinoplastia secundaria para subsanar esto.

En una rinoplastia secundaria el proceso es más complejo ya que el tejido cicatrizal de la anterior intervención complica las cosas, además su tiempo de postoperatorio es mayor al de una rinoplastia primaria. A pesar de todo esto, el número de rinoplastias secundarias es mucho menor al de las primarias, pero ello depende en muchos casos de la profesionalidad del especialista al que acudamos. No se debe olvidar que aunque una rinoplastia sea un tratamiento de cirugía estética se debe acudir siempre a los profesionales más cualificados: nuestra vida, y en este caso también estética, está en sus manos.

¿Cómo es el postoperatorio de esta cirugía?

Al igual que en cualquier intervención quirúrgica, los pacientes deberán seguir al pie de la letra lo que el especialista les recomiende tras la operación así como los medicamentos recetados. Esto es de vital importancia, ya que aunque el resultado sea perfecto tras salir de quirófano, una mala curación podría arruinar todo el trabajo previo. A continuación mostremos las ventajas y desventajas de este tratamiento de cirugía estética:

  • La rinoplastia de punta nasal tiene un proceso curativo más rápido que una rinoplastia completa.
  • No es necesario férula nasal ni ingreso hospitalario.
  • Se emplea un esparadrapo el cual será retirado en torno a cinco días tras la intervención.
  • Las pieles finas tienen un proceso curativo más rápido que aquellas con piel gruesa.
  • Si se trata de una rinoplastia secundaria el tiempo de curación y desinflamación aumentará y se deberá hacer un mayor control sobre la curación para evitar una próxima intervención.
  • La respiración podría complicarse durante los primeros días a causa de la inflamación.

¿De qué depende el precio?

Llegamos a la parte que probablemente cause más incertidumbre: el precio. La rinoplastia es un procedimiento estético con un coste superior al de otros, pero ello es causado por su complejidad ya que no se trata solo de la nariz, sino de comprender su función en conjunto con otros rasgos tanto corporales como faciales. A parte de esto hay una serie de factores que pueden causar que el precio se incremente o no, tales como la reputación del cirujano, si se trata de una rinoplastia primaria o secundaria o la complejidad del caso.

El precio puede variar de 2500 a los 5500 euros. Sí, puedes pensar que es un precio elevado, pero este incluye: todas las pruebas médicas, la anestesia, visitas tras la intervención, recetas para medicamentos, el coste de un posible internamiento hospitalario y por supuesto la propia operación. Por lo tanto aunque parezca una suma elevada no lo es tanto si tenemos en cuenta que le estamos poniendo precio a nuestra salud y a la armonía que nuestra nariz poseerá después de que el cirujano, el artista del proceso, consiga que todo aquello que buscábamos sea plenamente satisfactorio.

La mayor parte de la gente que se ha sometido a este procedimiento queda gratamente satisfecha y volvería a repetir sin ninguna duda. Ahora, tras toda la información que posees, ¿de verdad te lo sigues planteando?

icon-calendarCITA PREVIA

Solicita desde aquí el día y la hora para tu consulta. Así de fácil.

Solicitar Cita

LUGO – SANATORIO NSOG: 982 298 406
SANTIAGO DE COMPOSTELA:
981 935 086

Share this post:
ClinAdminRinoplastia de punta nasal: todo lo que necesitas saber