Rinoplastia de nariz grande

on 16 marzo, 2019

Tener una nariz grande tiende a ser algo que a muchas personas suele no gustar, llegando en muchos casos a acomplejar. Sin embargo esto tiene una sencilla solución: realizar una rinoplastia.

Entre las cirugías estéticas faciales, aquellas sobre la nariz son las que más suelen requerir los pacientes, ya que es una zona muy visible de la cara y que por motivos estéticos (aunque también funcionales) se quiere modificar.

Si estás pensando en someterte a una cirugía estética por el tamaño de tu nariz, en este artículo te explicaremos todas las claves para que conozcas todo lo que suponen este tipo de intervenciones.

Rinoplastia en una nariz grande: todo lo que necesitas saber

Poseer un tamaño de la nariz grande puede ser originado bien por factores genéticos o bien por poseer una piel en la misma demasiado gorda. Esto puede suponer problemas o no, pero a priori se debe tener en cuenta una estructura muy importante: los orificios nasales.

Cabe la posibilidad de que si tenemos la nariz gorda poseamos los cornetes nasales muy desarrollados, lo que puede dar lugar a problemas respiratorios precisamente por la disminución de los orificios nasales.

Además el cirujano dará gran importancia al grosor de la piel nasal del paciente, ya que además de lo que acabamos de explicar, en cuanto al postoperatorio una piel gruesa tiende a tardar más en cicatrizar. Esto no nos debe alarmar, siguiendo las pautas del especialista no tendremos ningún problema para una recuperación óptima.

icon-calendarCITA PREVIA

Solicita desde aquí el día y la hora para tu consulta. Así de fácil.

Solicitar Cita

LUGO – SANATORIO NSOG: 982 298 406
SANTIAGO DE COMPOSTELA:
981 935 086

Un aspecto que se debe valorar en lo referente a tener una piel nasal gruesa es poder padecer la enfermedad de la rosácea, que precisamente da lugar a un agrandamiento de la nariz así como al engrosamiento de la piel que la recubre. Esta patología puede generar protuberancias además del enrojecimiento característico de la piel.

Otro de los factores que dan lugar a tener una nariz grande es el excesivo crecimiento y posición de los cartílagos alares. El paciente puede poseer unas estructuras nasales con los cartílagos muy desarrollados, o bien que estos estén proyectados de un modo que resulte en una nariz grande.

Por esto e independientemente del grosor de nuestra piel, este suele ser un factor que origina el tamaño de la nariz. Para la intervención en este tipo de casos lo que se hace es reducir el tamaño de los propios cartílagos para dar lugar a una punta nasal más estilizada y delgada.

Como vemos, la mayor parte del peso de esta cirugía plástica recae precisamente en la punta de la nariz, ya que independientemente del septo nasal (tabique nasal) que tengamos, lo más característico de una nariz grande es precisamente la punta. Esta tiende a ser ancha por los factores que acabamos de explicar, y es donde más se suele incidir en el procedimiento.

Como ante cualquier operación, se debe tener presente que a la hora de realizar esta cirugía estética facial las complicaciones pueden ser mayores o menores. Lo que queremos decir es que podemos encontrarnos con casos donde lo que origina la nariz gorda del paciente sea simplemente la piel gruesa y/o los cartílagos alares, sin embargo esto puede ir más allá.

Las estructuras fijas de nuestra nariz tales como el tabique nasal pueden tener un excesivo tamaño, el cual origine también la forma grande de la nariz. Esto significa que el cirujano va a tener un trabajo extra, puesto que en este caso estamos hablando de una estructura ósea que debe ser modificada y moldeada conforme los requerimientos del paciente.

Además de la modificación se debe evaluar si el propio tabique nasal presenta desviaciones, ya que en tal caso deben ser corregidas igualmente.

Para una rinoplastia en narices grandes se suele emplear una rinoplastia cerrada, es decir, aquella que resulta menos agresiva para nuestras estructuras nasales. Además otro factor positivo de este tipo de rinoplastia es que solo tiene sutura interna, puesto que las modificaciones realizadas no requerirán de una apertura externa que podría dar lugar a una cicatriz.

A parte de ser una operación menos invasiva que una rinoplastia abierta, también cuenta con el beneficio de que su recuperación es por tanto más rápida y además el paciente tiene un pre y postoperatorio más llevaderos.

icon-calendarCITA PREVIA

Solicita desde aquí el día y la hora para tu consulta. Así de fácil.

Solicitar Cita

LUGO – SANATORIO NSOG: 982 298 406
SANTIAGO DE COMPOSTELA:
981 935 086

 

A diferencia de en una cirugía de nariz abierta donde casi siempre se emplea anestesia general y el paciente puede quedar ingresado uno o dos días, en una rinoplastia cerrada la anestesia puede ser local y el paciente puede volver a hacer vida normal mucho antes.

El único inconveniente que esta rinoplastia podría tener sería que el cirujano tiene un campo de trabajo mucho más estrecho y limitado, ya que la intervención se realiza a través de los orificios nasales. De todos modos para una operación en una nariz grande esto no suele suponer una dificultad, puesto que donde suele radicar el problema de este tipo de nariz suele ser la punta nasal, por lo que una rinoplastia cerrada es perfecta para esta cirugía plástica.

¿Una rinoplastia en una nariz “gorda”? Todo lo que se debe tener en cuenta

Como ya hemos explicado, tener una nariz armoniosa no es complicado, simplemente debemos someternos a una rinoplastia para el tamaño de la nariz. Es cierto que hay muchos factores que pueden condicionar como se desarrolle la intervención, pero esto no debe preocuparte porque sean cuales sean el equipo médico estará a tu disposición para que tú te despreocupes de todo y solamente fijes tu atención en el resultado final.

Un factor que deben tener presente todos los pacientes que busquen realizar este tipo de cirugía estética es que no todos somos iguales, y por ello no podemos intentar “exigir” al cirujano plástico un resultado concreto porque del mismo modo que se podría conseguir, podría no ser obtenido.

Esto no nos debe echar atrás a la hora de someternos a la rinoplastia, porque dialogando previamente con el especialista este pondrá al corriente al paciente del resultado que va a haber dependiendo de sus características.

Con esto nos referimos sobre todo a aquellos pacientes que posean una punta de la nariz con piel gruesa. Independientemente de todo lo que sea necesario realizar en la operación, la piel de cada persona es un factor totalmente personal y que no se puede cambiar. Sin embargo con una intervención acertada podremos tener la nariz que queremos del mismo modo independientemente de que la piel siga siendo gruesa.

Resaltamos igualmente el importante hecho de seguir todas y cada una de las pautas que el cirujano plástico nos indique, ya que de no ser así aunque el especialista hubiese realizado una labor perfecta, podríamos arruinar todo ese trabajo por unos malos cuidados.

La nariz tiene una posición privilegiada en nuestra cara, está en el centro, y por lo tanto es el foco de todas las miradas. La simetría de nuestra cara puede cambiar radicalmente tras esta cirugía plástica, ya que no se trata de un mero retoque. Una rinoplastia de nariz grande consiste en modificar el tamaño de la misma, así como su forma conforme los gustos y características del paciente.

Desde Clínica Vila Rosa enfatizamos el hecho de ponerse en manos de buenos cirujanos para la realización de cualquier cirugía facial estética. Los resultados pueden variar enormemente, además de poder evitar nuevas intervenciones por una cirugía plástica mal realizada.

Si tienes una nariz gorda y no estás a gusto con ella, como has podido ver, tiene solución.

Share this post:
ClinAdminRinoplastia de nariz grande