Implantes cigomáticos sin complicaciones ni problemas

on 7 noviembre, 2017

Los implantes cigomáticos son la solución más efectiva para la pérdida de dientes en aquellos pacientes que sufren problemas en el hueso maxilar superior y que por lo tanto no pueden realizar inicialmente un tratamiento de implantología dental convencional.  Es posible que este tratamiento novedoso le genere numerosas dudas al paciente, principalmente acerca del postoperatorio, pero a continuación podrás descubrir que se trata de una intervención tan confortable como segura.

Los implantes zigomáticos solucionan la pérdida de piezas dentales en el hueso maxilar superior

El paciente afectado por la pérdida de una o varias piezas dentales no solo sufre un problema estético que en numerosas ocasiones puede ser limitante en el día a día, sino que además se enfrenta a un problema funcional que puede impedirle alimentarse e hidratarse adecuadamente, además, una situación de estas características puede derivar en otros problemas si no es tratada a tiempo.

Afortunadamente los implantes dentales representan un tratamiento efectivo y seguro para solucionar este problema, no obstante, en ocasiones esta intervención puede tornarse muy compleja, por ejemplo, en aquellos casos en los que el paciente sufre un déficit en la calidad o cantidad del hueso maxilar superior.

Colocar unos implantes dentales convencionales en estas circunstancias requeriría que previamente se realizara un injerto óseo, el cual debe llevarse a cabo bajo anestesia general y supone un postoperatorio más complejo que incluso puede requerir el ingreso hospitalario.

En cambio, los implantes zigomáticos pueden ser insertados en el hueso cigoma o hueso del pómulo, por lo tanto no es necesario realizar un injerto óseo, lo que los convierte en el mejor tratamiento para solucionar la pérdida de dientes en la arcada superior a pesar de que el hueso maxilar no permita esta intervención.

Otro aspecto importante es que permiten una carga inmediata, esto significa que una vez se ha colocado el implante en el hueso (imitaría la raíz natural del diente), la prótesis que simula la pieza dental puede ser colocada en un plazo de 24 o 48 horas, siendo esta una de sus principales ventajas.

¿Pueden darse complicaciones graves durante la colocación de implantes cigomáticos?

Aunque esta intervención pueda llevarse a cabo en una clínica dental, los implantes cigomáticos deben ser colocados por un cirujano maxilofacial, no obstante, se trata de una cirugía sencilla, de ámbito ambulatorio y confortable para el paciente.

Los recursos adecuados en compañía de la figura del cirujano garantizan la escasa frecuencia de complicaciones graves en este tipo de intervención, siendo una leve molestia e inflamación los síntomas más usuales que presenta el paciente tras la colocación de los implantes dentales zigomáticos.

Debemos tener en cuenta que el porcentaje de éxito en la colocación de implantes dentales supera el 90 %, solo en un 10% de los casos se produce alguna complicación, la cual no tiene porqué ser grave.

Las complicaciones más comunes en la colocación de los implantes dentales

La colocación de implantes cigomáticos causará en el paciente tras la intervención síntomas muy similares a aquellos que se observan después de la colocación de implantes convencionales, en realidad no se trata de complicaciones sino de síntomas que se experimentan en el postoperatorio como una respuesta fisiológica y normal del organismo.

Estos síntomas se traducen principalmente en un dolor moderado e hinchazón, la cual está causada por la inflamación de los tejidos intervenidos, no obstante, solo unos días son suficientes para que el paciente se sienta plenamente cómodo con los implantes zigomáticos.

Además, el cirujano maxilofacial puede prescribir algunos fármacos de actividad antiinflamatoria y analgésica que ayuden al paciente a reducir las molestias habituales que pueden darse tras este tipo de intervención.

Implantes cigomáticos y cirugía maxilofacial

Ponerse en manos de un buen profesional es imprescindible para lograr un resultado exitoso, es por ello que los implantes cigomáticos deben ser colocados por un cirujano maxilofacial, ya que la técnica que requiere este tratamiento necesita de un total dominio acerca de la anatomía y fisiología de la región craneofacial.

Obviamente el hecho de que un profesional debidamente calificado realice este tipo de intervención va a reducir notoriamente el riesgo de que aparezcan complicaciones, además, con un buen equipo médico la recuperación en el postoperatorio será más rápida y confortable para el paciente.

Consejos básicos para un postoperatorio óptimo

El equipo médico que haya realizado la intervención quirúrgica puede prescribir fármacos que alivien los síntomas que suelen presentarse tras un tratamiento de este tipo, además, desde la clínica dental se ofrecerán todas aquellas pautas higiénico-dietéticas que van a facilitar la recuperación completa, no obstante, estos son algunos consejos básicos que deben tenerse en cuenta:

  • Durante las 24 horas posteriores a la intervención se recomienda realizar reposo así como la aplicación de frío local (de forma externa) en el área afectada, lo que reducirá la respuesta inflamatoria.
  • Deberá mantenerse la hidratación del organismo, no obstante, no se recomienda tomar bebidas o alimentos calientes hasta que la zona anestesiada haya recuperado la sensibilidad, en cualquier caso, no se recomienda ningún tipo de ingesta (líquida o sólida) en las dos horas posteriores a la intervención.
  • Los tóxicos como el tabaco o el alcohol deberán evitarse pues pueden comprometer el éxito del tratamiento.
  • Es imprescindible mantener la higiene bucal una vez ha transcurrido un día desde la intervención quirúrgica, no obstante, no deberá cepillarse la zona intervenida y tampoco deberá utilizarse hilo dental en la misma, ya que no conviene traumatizar unos tejidos que ya están inflamados.
  • Se debe mantener una gasa colocada en el área intervenida durante las 24-48 horas posteriores ya que es habitual que se produzca un leve sangrado. La gasa deberá cambiarse periódicamente e igualmente es importante dormir con la cabeza lo más elevada posible.

¿Cuál es el precio de los implantes zigomáticos?

En cualquier intervención médica el factor más prioritario de todos es nuestra salud y la misma debe ser depositada en manos de buenos profesionales que nos inspiren confianza, no obstante, es obvio que el factor económico resulta también de gran importancia para numerosas personas.

Existe actualmente una gran diferencia de precios y es que el coste económico de un implante dental varía en función de numerosos factores, entre ellos, los honorarios médicos, que son libremente establecidos por el profesional y libremente aceptados por el paciente.

No obstante, la colocación de implantes zigomáticos omite la necesidad de realizar un injerto óseo, lo que obviamente va a resultar en un coste menor en comparación  con lo que supondría tener que realizar previamente esta intervención.

Elegir un buen tratamiento, desconfiar de los precios más bajos

Disponemos de numerosas vías de información para averiguar el coste de este tratamiento, aunque es importante aclarar que un precio excesivamente bajo, por ejemplo aquellos que ofrecen implantes dentales desde 200€, esconde tras sí mismo una publicidad engañosa, donde no se ha incluido el coste total del tratamiento.

Muy probablemente tras estas ofertas únicamente se exponga el coste de los dispositivos que conforman las estructuras protésicas que conocemos como implantes, por lo tanto a este precio habría que sumarle todas las pruebas necesarias para el estudio y el diagnóstico, así como las visitas a la clínica y la intervención médica.

La única forma de obtener un presupuesto cerrado y veraz, pedir cita  a una clínica de confianza, con una trayectoria exitosa, para que cada caso sea adecuadamente evaluado de forma individual, indicándole a cada paciente todos los procedimientos a seguir y el coste global del tratamiento.

Share this post:
ClinAdminImplantes cigomáticos sin complicaciones ni problemas