Implantes dentales osteointegrados

on 15 enero, 2018

La osteointegración de los implantes dentales es un proceso de cicatrización imprescindible para que un implante dental sea funcional y por lo tanto capaz de simular perfectamente todas las estructuras de una pieza dental natural, lo que le devolverá al paciente la salud y la estética de su cavidad bucal.

¿Qué son los implantes dentales osteointegrados?

Un implante dental osteointegrado es aquel que una vez se ha colocado en el hueso ha llegado a fusionarse perfectamente con el mismo, permaneciendo fijo, careciendo de cualquier tipo de movilidad  y soportando sin sufrir daño alguno la función masticatoria.

El proceso de osteointegración de los implantes dentales suele tardar aproximadamente  3 meses, ya que tras este periodo de tiempo ya se ha producido contacto entre el hueso y el implante dental, no obstante, esta unión irá aumentando hasta los 6 meses y también posteriormente.

Debemos recordar que los implantes dentales están realizados con titanio ya que el titanio es un material altamente biocompatible, esto significa que además de ser resistente y duradero, no provoca ningún tipo de rechazo por parte de nuestro organismo.

El titanio se fusiona muy bien con el hueso maxilar o mandibular, por ello las células que forman el tejido óseo se adhieren a la superficie del implante, consolidando así su fijación y garantizando una óptima durabilidad del implante dental.

Todos los implantes dentales deben finalmente ser osteointegrados para poder ser plenamente funcionales, afortunadamente, los casos de rechazo al implante dental apenas llegan al 2% de los casos, cuando el material es el adecuado y el implante ha sido colocado por un profesional debidamente cualificado.

La colocación y el proceso de osteointegración del implante dental

La colocación de un implante dental debe realizarse mediante cirugía con la aplicación de anestesia local, aunque en algunos casos puede ser preferible la utilización de anestesia general, aunque este método no es habitual.

Generalmente la colocación de un implante dental se realiza en tres fases, siendo el siguiente el procedimiento habitual:

  • El implante dental se inserta en el hueso maxilar o mandibular, por debajo del nivel de la encía. Posteriormente, una vez haya cicatrizado la herida, se retirará la parte de la encía que lo cubre para que el implante dental quede expuesto a la superficie.
  • Generalmente en un periodo de 1 a 3 meses se comprueba que se haya producido la osteointegración, en el caso de un implante dental osteointegrado se procede a colocar el pilar y se espera a que la encía de alrededor de la zona haya cicatrizado adecuadamente.
  • Finalmente, como última fase del procedimiento, se colocará la prótesis, que puede ser de distintos materiales y cuya función es imitar a la parte visible de una pieza dental natural, tanto a nivel estético como funcional.

Si el implante dental utilizado es de buena calidad y la cirugía necesaria para la colocación del mismo ha sido realizada por un buen profesional, el éxito de la osteointegración del implante dependerá principalmente del paciente.

Si se es fumador resultará de gran importancia dejar de fumar antes de la operación y durante al menos 2 meses de forma posterior a la misma, ya que el tabaco, entre todos sus efectos nocivos, también impide la adecuada cicatrización de los tejidos.

Seguir unos buenos hábitos de higiene bucodental también resultará de gran importancia, ya que si la limpieza es insuficiente o inadecuada puede producirse la acumulación de placa bacteriana alrededor del implante dental, una situación que puede llegar a ser muy grave ya que finalmente puede causar infección y rechazo al implante dental.

Desde la clínica donde se haya realizado la intervención quirúrgica se le darán a cada paciente las pautas higiénico-dietéticas que es necesario seguir durante el periodo postoperatorio para que el tratamiento con implantes dentales resulte exitoso.

Será de gran importancia seguir estas recomendaciones, especialmente en los días posteriores a la colocación de los implantes dentales, ya que dichas recomendaciones permitirán reducir las molestias típicas asociadas a la recuperación de los tejidos después de la cirugía.

Molestias durante la osteointegración de los implantes dentales

Como ya habíamos mencionado anteriormente, el proceso de osteointegración puede llegar a tardar hasta aproximadamente 3 meses, no obstante, no deberían experimentarse molestias a lo largo de todo este proceso, únicamente en los primeros días posteriores a la intervención quirúrgica.

Estas molestias deben ser interpretadas como una respuesta normal de nuestro organismo, ya que los tejidos del área que ha sido intervenida deberán cicatrizarse y recuperarse.

Los síntomas más típicos del proceso postoperatorio son sangrado moderado, dolor, hinchazón y enrojecimiento y los mismos pueden ser disminuidos gracias a la utilización de fármacos que previamente deberá haber prescrito el profesional encargado de realizar la intervención.

Encuentra la mejor atención en los profesionales de la clínica Vila Rosa

Ya no es necesario esperar a la conclusión del proceso de osteointegración (aproximadamente 3 meses) para volver a alimentarte con normalidad y sonreír con total confianza.

Esto es debido a técnicas de implantología novedosas que permiten utilizar implantes con carga inmediata, es decir, en las 24-48 horas posteriores a la intervención quirúrgica es posible colocar una prótesis provisional, supliendo así el tiempo que tradicionalmente debía estar una persona sin dientes cuando se colocaba implantes dentales.

En clínica Vila Rosa contamos con un equipo médico multidisciplinar y somos una referencia tanto para pacientes como para profesionales del sector, ya que disponemos de una exitosa trayectoria y somos expertos en tratamientos de implantología, desde los más tradicionales hasta los más novedosos, como por ejemplo los implantes zigomáticos, que pueden colocarse en el hueso del pómulo y son una de las mejores alternativas para pacientes con poco hueso maxilar.

La intervención necesaria para la colocación de los implantes dentales es llevada a cabo por un cirujano oral y maxilofacial, en quirófano y además en un ambiente hospitalario, lo que garantiza una cirugía exitosa y una atención inmejorable para nuestros pacientes.

No dudes en volver a sonreír de una forma cómoda, segura y eficaz, puedes pedir cita para que tu caso sea evaluado de forma personal y conozcas qué tratamiento es el más adecuado para devolverle a tu boca su salud y su estética.

Share this post:
ClinAdminImplantes dentales osteointegrados