Implantes dentales con poco hueso

on 4 diciembre, 2017

La colocación de implantes dentales es el tratamiento más seguro, efectivo y confortable frente a la pérdida de piezas dentales, siendo también apto para aquellas personas que presentan pérdida de hueso. A continuación podrás descubrir qué procedimientos se utilizan para que los pacientes con falta de hueso puedan disfrutar de todas las ventajas de los implantes dentales.

La colocación de implantes dentales con poco hueso

La pérdida de dientes es un problema tanto estético como funcional, pudiendo el mismo estar originado por diversas causas entre las que cabe destacar las siguientes:

  • Enfermedad periodontal.
  • Caries.
  • Traumatismos.
  • Desgaste de las piezas dentales.

Afortunadamente ante este problema basta con acudir a una clínica dental que cuente con un equipo médico adecuado para la colocación de implantes dentales, ya que este es un procedimiento bien conocido que permite una respuesta muy eficaz y rápida a la pérdida de dientes.

No obstante, este procedimiento puede requerir intervenciones más complejas en aquellos pacientes que presentan una pérdida de hueso, una situación que puede llegar a ser común en aquellas personas mayores de 40 años que han sufrido un accidente, una infección importante o bien en aquellas personas fumadoras, ya que el tabaco precipita la pérdida de hueso mandibular y maxilar.

En este tipo de pacientes se suele recurrir a una técnica  denominada elevación del seno maxilar, la cual permite aumentar el hueso en la arcada superior, pudiendo obtener así una base ósea adecuada para la colocación de implantes dentales.

Durante esta intervención se coloca hueso en la zona posterior del maxilar superior, es decir, a nivel de los molares y premolares. Este injerto está constituido en parte por hueso autólogo (propio del paciente) y en otra parte por tejido óseo sintético.

Dicha intervención debe ser realizada por un cirujano oral y maxilofacial ya que requiere un conocimiento avanzado de las estructuras intervenidas así como un manejo óptimo de la técnica que permite crear el espacio suficiente para colocar el injerto de hueso.

Además, la elevación del seno maxilar permite en numerosas ocasiones la colocación inmediata de implantes dentales de titanio, siempre que haya sido posible crear una superficie lo suficientemente estable para la colocación de los implantes dentales.

Cuando la falta de hueso se da en el hueso mandibular (arcada inferior), es posible realizar un injerto al hueso, colocando hueso en polvo o hueso en pequeños bloques hasta lograr una base suficiente, estable y estética que permita la colocación de los implantes dentales.

¿Es posible la colocación de implantes dentales cuando no existe hueso?

Como ya hemos visto, en la actualidad los tratamientos de implantología cuentan con novedosas técnicas capaces de ofrecer una respuesta satisfactoria a multitud de pacientes, no obstante, no es posible generalizar, siendo imprescindible acudir a nuestra clínica dental de confianza para que cada caso sea valorado de forma individualizada.

Solo con una completa valoración inicial que incluya también pruebas de diagnóstico por imagen será posible establecer el procedimiento más adecuado para cada caso en concreto, aumentando así las posibilidades de obtener un resultado completamente exitoso.

La falta de hueso mandibular o maxilar ya no supone un obstáculo o contraindicación para la colocación de implantes dentales, si bien la intervención requerida se vuelve más compleja, lo cierto es que finalmente el paciente podrá disfrutar de unos confortables implantes dentales, restaurando así la salud, la funcionalidad y la estética de su boca.

Las más novedosas técnicas de implantología para los pacientes sin hueso

Es necesario mencionar una novedosa técnica que permite la colocación de implantes dentales en aquellas personas que presentan una falta de hueso notoria en el hueso maxilar, que encontramos en la arcada superior de la boca.

Estamos hablando de los implantes zigomáticos, cuyo nombre es debido a que se implantan en el hueso cigoma o hueso del pómulo, el cual ofrece unas condiciones óptimas para recibir un tratamiento de implantología con unas altas tasas de éxito.

En la actualidad los implantes zigomáticos representan la mejor alternativa al injerto de hueso, aunque obviamente, la colocación de los mismos debe darse por parte de un cirujano oral y maxilofacial ya que se requiere un conocimiento total de todas las estructuras intervenidas, así como un manejo óptimo de la técnica.

Otro aspecto que hace de los implantes zigomáticos la mejor alternativa a la pérdida de hueso es que los mismos permiten una carga inmediata, esto implica que en las 24-48 horas posteriores tras la colocación del implante, es posible fijar la prótesis provisional, que es aquella parte que emula el diente natural perdido.

Esto significa que el paciente podrá volver a comer y a sonreír con normalidad en un tiempo muy corto, principalmente si lo comparamos con los tratamientos de implantología más convencionales, en los cuales el paciente puede llegar a estar varios meses sin dientes.

A pesar de todas las ventajas que presentan los implantes zigomáticos, muchos pacientes sienten un verdadero temor hacia las molestias que puedan darse posteriormente a la intervención, no obstante, estas molestias son muy similares a las que experimentaría cualquier paciente tras un tratamiento de implantología convencional.

Además, con unos adecuados cuidados post-operatorios y con un tratamiento farmacológico prescrito por el médico es posible reducir estos síntomas al máximo posible, disfrutando así de una recuperación óptima.

Para disfrutar de un tratamiento eficaz y exitoso a pesar de la falta de hueso maxilar o mandibular es necesario acudir a una clínica dental que cuente con un amplio equipo médico multidisciplinar y que por lo tanto pueda ofrecerle la mejor respuesta a cada paciente.

Clínica Vila Rosa es en la actualidad un centro de referencia en los tratamientos de implantología, especialmente en aquellos más novedosos, cuya prioridad es la mejor atención al paciente, de ahí que estas intervenciones para la colocación de implantes dentales se realicen en quirófano y en un medio hospitalario.

En cualquier situación se hará imprescindible una adecuada valoración inicial, por ello te recomendamos solicitar cita previa, de esta forma podrás acudir presencialmente para determinar tu estado actual así como el procedimiento a seguir que mejor se adapte a tus necesidades.

Share this post:
ClinAdminImplantes dentales con poco hueso