Extracción de la muela del juicio con cirugía maxilofacial

on 7 noviembre, 2017

La extracción de las muelas del juicio es un tema que preocupa a numerosos pacientes que deben someterse a una intervención de este tipo, una intervención que en diversas ocasiones debe realizarse de forma temprana para evitar cualquier posible complicación que comprometa la estética y funcionalidad bucal. La cirugía maxilofacial es una especialidad médica a la que en ocasiones es necesario recurrir para realizar la extracción de estas piezas dentales.

¿Qué son las muelas del juicio?

Las muelas del juicio son los terceros y últimos molares que encontramos a cada lado de las mandíbulas superiores e inferiores, son llamadas así porque se asocian con el juicio o raciocinio, ya que su aparición suele tener lugar entre los 16 y los 20 años, llevándose a cabo en numerosas ocasiones al final de la adolescencia.

La extracción de las muelas del juicio no siempre es necesaria, aunque la Asociación Dental Americana recomienda que los jóvenes entre 16 y 19 años acudan a la clínica dental para realizar una valoración acerca de estas piezas dentales.

Todos los problemas asociados a las mismas residen en que las muelas del juicio son las últimas en erupcionar, por lo tanto, muchas veces no disponen de espacio suficiente en la cavidad bucal, pudiendo quedar su crecimiento detenido y causando problemas como el dolor y la inflamación.

En algunas ocasiones crecen de forma parcial o tomando una posición inadecuada, lo que también puede originar diversas molestias y enfermedades, como por ejemplo un apiñamiento doloroso o un foco infeccioso en el tejido de la encía.

Las muelas del juicio y la estética dental

La aparición de los terceros molares no solo puede ocasionar problemas que afecten a la funcionalidad de la boca, sino que además también pueden tener repercusiones estéticas que cobrarán una gran importancia al poderse producir principalmente durante la adolescencia.

El principal problema estético que pueden causar las muelas del juicio es debido al poco espacio que las mismas tienen para erupcionar, lo que generalmente acaba ocasionando apiñamiento de los dientes, interfiriendo esto en la alineación del resto de la dentadura.

Cuando estos problemas en el crecimiento de las muelas del juicio no se tratan a tiempo, posteriormente puede llegar a ser necesario un tratamiento de ortodoncia para restaurar la estética bucal.

¿En qué ocasiones la extracción de las muelas del juicio debe realizarse por un cirujano maxilofacial?

La extracción dental es una de las intervenciones más realizadas en el ámbito de la cirugía oral, y tratándose de un procedimiento de rutina es llevado a cabo en una clínica dental bajo anestesia local.

No obstante, en algunas ocasiones es necesario recurrir a la cirugía maxilofacial, que es aquella especialidad médica que se ocupa de la prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de todos aquellos problemas que afectan a las estructuras anatómicas de la cara, el cráneo, la cabeza y el cuello, lo cual obviamente también incluye la cavidad oral, el hueso maxilar y mandibular y las piezas dentales.

El cirujano maxilofacial comparte muchas áreas de tratamiento con el odontólogo, no obstante, es necesaria la participación de este profesional médico cuando estamos ante extracciones dentales que pueden considerarse complicadas, siendo estas especialmente aquellas que deben realizarse en la mandíbula o hueso inferior, al tratarse de un tejido mucho más compacto.

En el caso de las muelas del juicio, la cirugía maxilofacial está indicada en aquellos casos en los que se presenten estos síntomas y signos:

  • Infecciones de repetición.
  • Dolor en la pieza dental y las encías.
  • Dolor en el molar adyacente a la muela del juicio por presión sobre la raíz.
  • Muelas del juicio asociadas a quistes.

Las intervenciones de cirugía maxilofacial para la extracción de las muelas del juicio se realizan con anestesia local, durmiéndose toda la zona afectada por la rama nerviosa que se va a intervenir, esto es desde la mandíbula (para muelas del juicio inferiores) hasta el labio inferior de la mitad de la lengua.

No obstante, cuando deben realizarse múltiples extracciones es posible recurrir a la anestesia general, la cual se aplicará por vía intravenosa, a su vez, esto le permite al paciente un mejor control de la ansiedad y el estrés que pueden aparecer ante una intervención de estas características.

Los procedimientos quirúrgicos maxilofaciales deberán realizarse en quirófano y preferiblemente en un medio hospitalario.

¿Qué riesgos pueden derivarse de la extracción de las muelas del juicio?

Cualquier intervención quirúrgica tiene riesgos, aunque como sucede por ejemplo en el caso de la colocación de implantes dentales, los mismos son mínimos, más aún si hablamos de los riesgos graves, cuyo porcentaje es prácticamente nulo, no obstante, es necesario mencionar qué consecuencias no deseadas puede tener un procedimiento de estas características.

El principal riesgo es que las encías puedan llegar a padecer una infección, la sintomatología restante que pueda presentar el paciente tras la intervención no es concebida como un riesgo sino como una respuesta propia del organismo ante el procedimiento al cual se le ha sometido.

Estas complicaciones son principalmente el sangrado moderado, el dolor y la inflamación, una inflamación que incluso puede llegarse a apreciar a simple vista, observando el rostro hinchado, lo que obedece al proceso inflamatorio de la cavidad bucal.

No obstante, todos estos síntomas propios de un postoperatorio bucal desaparecen a los pocos días y es entonces cuando el paciente observa satisfecho cómo su boca ha recuperado por completo la funcionalidad.

Además, el cirujano responsable de la intervención puede prescribir diversos fármacos antiinflamatorios y analgésicos que ayuden a reducir las molestias y por lo tanto a hacer más confortable el periodo de recuperación.

Del mismo modo, desde la clínica dental se le explicarán al paciente todas aquellas medidas higiénico-dietéticas que debe aplicar tras la intervención para que el resultado sea exitoso y las complicaciones sean mínimas.

El precio de la extracción de las muelas del juicio

El coste económico de la extracción de una muela del juicio depende de numerosos factores como los honorarios médicos, el riesgo de complejidad de la intervención o el tipo de anestesia utilizado, es por ello que actualmente podemos encontrar precios muy diversos en el mercado.

Si intentamos fijar un precio medio, encontramos que la extracción no complicada de una muela del juicio (ha salido completamente y no ha dañado tejidos adyacentes) es de aproximadamente 90€.

En cambio, cuando la extracción a realizar entraña una mayor complejidad, como por ejemplo cuando el tercer molar no ha llegado a erupcionar y está dañando la encía, el precio aproximado se sitúa en torno a los 120€.

No obstante, la única forma de lograr un presupuesto cerrado es acudir a nuestra clínica dental para que se realice una primera valoración, la cual deberá incluir pruebas de diagnóstico por imagen. Es a partir de esta primera valoración cuando se puede fijar el procedimiento exacto a seguir y por lo tanto el coste económico total del mismo.

En clínica Vila Rosa somos expertos en cirugía oral y maxilofacial y contamos con un amplio equipo médico capaz de tratar numerosos problemas bucales, por ello te recomendamos que te pongas en manos de nuestros profesionales, ya que incluso en aquellas intervenciones más sencillas, la salud siempre debe ser el elemento prioritario.

Share this post:
ClinAdminExtracción de la muela del juicio con cirugía maxilofacial