Cirugía oral

on 7 noviembre, 2017

En la actualidad la cirugía oral y maxilofacial ofrecen respuestas de diagnóstico y tratamiento no sólo a aquellos problemas meramente bucales sino también a aquellos que afectan a la cabeza y cuello. En conjunto, estos términos abarcan multitud de intervenciones, desde los implantes dentales hasta la cirugía reconstructiva.

En esta sección encontrará toda la información referente a la cirugía oral y maxilofacial.

¿Qué es la cirugía oral y qué beneficios tiene?

La cirugía oral es un término sinónimo de cirugía bucal, siempre se realiza dentro de la cavidad bucal y las intervenciones que contempla siempre tienen como finalidad el tratamiento de aquellos problemas que afectan a las piezas dentales, encías y hueso maxilar y mandibular.

Se trata de intervenciones quirúrgicas que están muy vinculadas al ámbito de la odontología y como tales pueden realizarse en una clínica dental y se llevarán a cabo con la utilización de anestesia local.

Algunos ejemplos de cirugía oral serían la extracción dental de las muelas del juicio, la colocación de implantes dentales o la endodoncia.

¿En qué se diferencian la cirugía oral y la cirugía maxilofacial?

A diferencia de la cirugía oral, la cirugía maxilofacial tiene un ámbito de aplicación mucho más amplio ya que se ocupa de todas aquellas intervenciones donde se ha visto afectado cualquier tejido de la cara, boca o cuello, por lo tanto, ya no se realiza únicamente dentro de la cavidad bucal.

En numerosas ocasiones la cirugía maxilofacial realiza los accesos a los tejidos afectados por vía extraoral, es decir, desde fuera de la boca, requiriéndose en numerosos casos la aplicación de anestesia general y la realización de la intervención quirúrgica en un quirófano.

Algunos ejemplos de cirugía maxilofacial serían la corrección de deformidades faciales postraumáticas, el tratamiento de la apnea obstructiva del sueño, o la cirugía ortognática, la cual interviene sobre los tejidos óseos de la cara con la finalidad de que estén en una posición idónea para que la masticación pueda darse de forma adecuada pero también para que el paciente consiga un rostro equilibrado y bien proporcionado.

Tipos de cirugía oral

Existen diversas intervenciones dentro del ámbito de la cirugía oral y todas ellas tienen como principal objetivo restaurar la completa salud y funcionalidad de la boca. Algunas de las más comunes y empleadas son las siguientes:

  • Tratamiento de lesiones faciales o mandibulares: Estas lesiones pueden ocasionar una mala posición de los dientes, así como diversos problemas al abrir o cerrar la boca, entre otros síntomas. La cirugía oral actúa sobre la lesión que origina estos problemas, así, interviniéndola rápidamente, se logra prevenir cualquier complicación futura.
  • Tratamiento de los desórdenes temporomandibulares: Se actúa sobre trastornos que pueden ocasionar problemas en la articulación mandibular o en los músculos masticatorios. Un desorden de este tipo puede conllevar varios problemas, y si bien existen otros tratamientos de primera línea, en los casos más graves se requiere de cirugía oral.
  • Colocación de implantes dentales: Es el tratamiento de cirugía oral de primera línea para solucionar la pérdida de dientes. Gracias al mismo se logra imitar la raíz del diente a través del implante, así como su esmalte y estructura, gracias a la colocación de una corona como prótesis.
  • Extracción dental: Se realiza normalmente cuando un diente está dañado de forma severa, se trata de un procedimiento utilizado ante caries dentales, enfermedad periodontal o infecciones. Se puede realizar una extracción dental simple o una compleja.
  • Tratamiento de endodoncia: Con este procedimiento se logra eliminar la pulpa, un tejido situado en el centro del diente que debe extirparse cuando se ha visto dañado. Posteriormente, en su lugar se coloca un material biocompatible, y en consecuencia, se evita la extracción dental.

Protocolo de cirugía oral

El protocolo de cirugía oral requiere de la implicación y el cumplimiento del siguiente personal: cirujano, ayudante, instrumentista y circulante.

En este protocolo se detallan aspectos tan importantes como el atuendo clínico, el atuendo quirúrgico, las distintas áreas de la clínica que serán necesarias para la intervención y en último lugar, pero de gran importancia, los distintos procedimientos que debe seguir cada profesional.

Estos procedimientos son múltiples y abarcan todas las acciones necesarias para realizar una intervención quirúrgica bucal con éxito: desde el lavado cínico de manos por parte del personal hasta las indicaciones pre y post operatorias que deben ser dadas al paciente.

Los reconocidos profesionales de Clínica VilaRosa garantizan la aplicación y el máximo respeto de este protocolo ya que el mismo es una herramienta imprescindible para realizar una cirugía oral de forma segura y exitosa.

Instrumental de cirugía oral

El instrumental de cirugía oral puede definirse como el conjunto de las herramientas manuales diseñadas para que el personal médico pueda ejecutar distintas maniobras o gestos quirúrgicos.

El instrumental utilizado en cirugía oral es el siguiente:

  • Jeringa metálica tipo carpule.
  • Agujas de calibre fino cuya longitud puede ir desde los 25 hasta los 44 mm.
  • Carpules.
  • Abrebocas.
  • Separadores.
  • Depresores de lengua.
  • Bisturíes.
  • Tijeras.
  • Periostótomos.
  • Pinzas de prensión y fijación.
  • Hilo y aguja para sutura.
  • Fórceps.
  • Elevadores.
  • Curetas.
  • Pinza gubia.
  • Escoplos.
  • Martillo.
  • Elevador de Potts.

No toda intervención quirúrgica requiere la utilización de todos estos elementos, algunos se utilizan únicamente en determinados procedimientos.

Si hacemos referencia a los materiales quirúrgicos debemos tener en cuenta también los siguientes elementos:

  • Anestesia local.
  • Guantes quirúrgicos.
  • Gluconato de clorhexidina al 0,12%.
  • Suero fisiológico.
  • Yodopovidona.
  • Alcohol 70º.
  • Esponja quirúrgica.
  • Toalla blanca de 30×50 cm.
  • Jabón líquido antiséptico.

Cirugía oral en niños

Los niños pueden necesitar cirugía oral y maxilofacial por diversos motivos, siendo algunas de las intervenciones más realizadas la del frenillo lingual, la de la fisura palatina o la del labio leporino, siendo lo más recomendable una intervención temprana y estando ya establecida la edad mínima para someterse a cada tipo de cirugía.

En cualquier caso, ya se trate de solucionar problemas bucales en adultos o en niños, lo más prioritario es ponerse en manos de profesionales debidamente calificados. Para ello debe solicitarse una cita previa que permitirá una valoración de cada caso así como la determinación del tratamiento a seguir más adecuado.

Share this post:
ClinAdminCirugía oral