Blefaroplastia superior, mejor tratamiento

on 21 julio, 2018

Nuestra mirada juega un papel de gran importancia en nuestra expresión facial, pero así como sucede con todos los tejidos de nuestro organismo, la mirada también se expone al proceso natural de envejecimiento, lo que causa que nuestros ojos se vean más pequeños, tristes y cansados, debido a los cambios que van sufriendo los párpados superiores e inferiores. No obstante, debes saber que en la actualidad existe un tratamiento de cirugía estética que permite eliminar estos signos propios del envejecimiento devolviéndole un aspecto joven y vital a tu mirada.

Cirugía estética para rejuvenecer los párpados y la mirada

La blefaroplastia se conoce popularmente como cirugía de párpados, se puede realizar de forma completa aunque también es posible realizar únicamente una blefaroplastia superior (se tratarán los signos de envejecimiento en los párpados superiores) o bien únicamente una blefaroplastia inferior (se tratarán los signos de envejecimiento en los párpados inferiores).

Estos signos de envejecimiento que pueden afectar al párpado superior y al párpado inferior son principalmente los que mencionaremos a continuación:

  • La piel de los párpados superiores e inferiores pierde su elasticidad y firmeza.
  • La tensión del músculo responsable de mantener los párpados tersos disminuye, con ello, se pronuncia el rasgo de los párpados caídos.
  • Debido a la pérdida de elasticidad en la piel, se forma un exceso de piel en los párpados superiores, lo que opaca la mirada y hace que nuestros ojos se vean más pequeños y entristecidos.
  • A consecuencia de la pérdida del tono muscular en los párpados inferiores aparecen las temidas bolsas de grasa en los ojos, las cuales son el resultado del adelgazamiento y flacidez de la piel que recubre los párpados inferiores, aunque en ocasiones también puede existir presencia de edema o retención de líquidos.

Todos estos signos propios del paso del tiempo pueden ser revertidos gracias a una intervención sencilla, segura y de resultados duraderos como es la blefaroplastia. Los candidatos idóneos para este tratamiento de cirugía estética deberán ser personas mayores de 35 años (cuando los signos a corregir se empiezan a hacer visibles), psicológicamente estables y con expectativas adecuadas y preferentemente sin ninguna enfermedad sistémica (como diabetes o hipertiroidismo), así como sin enfermedades oculares.

En qué consiste la operación de blefaroplastia superior

La blefaroplastia superior es un procedimiento a través del cual podemos corregir los párpados superiores caídos, un signo propio del envejecimiento pero que a su vez es el responsable de envejecer, entristecer y opacar nuestra mirada.

icon-calendarCITA PREVIA

Solicita desde aquí el día y la hora para tu consulta. Así de fácil.

Solicitar Cita

LUGO – SANATORIO NSOG: 982 298 406
SANTIAGO DE COMPOSTELA:
981 935 086

Debemos mencionar inicialmente que la blefaroplastia superior es una intervención de carácter ambulatorio que se realiza bajo anestesia local y en algunas ocasiones también con la ayuda de sedación.

Por lo tanto, el primer paso tras este procedimiento es la administración de anestesia local y sedación, después de esto, el cirujano desinfectará de forma exhaustiva la zona a intervenir el cirujano procede a retirar la piel sobrante de los párpados  para posteriormente realizar con el bisturí una incisión en forma ovalada en el área media de cada párpado superior.

Una vez se han realizado dichas incisiones, y moldeará la grasa que se encuentra bajo esta piel con la finalidad de otorgarle al párpado superior un aspecto armonioso y joven.

Un procedimiento fundamental durante el rejuvenecimiento de los párpados superiores consiste en tensar el músculo que controla el movimiento del párpado, ya que resultará de gran importancia que la movilidad del párpado superior se dé de forma correcta, además, tensar la musculatura es imprescindible para que los párpados superiores vuelvan a lucir levantados y tersos.

Finalmente el cirujano aplicará puntos de sutura en las incisiones y colocará unos pequeños apósitos sobre los mismos, pudiendo el paciente abandonar la clínica una vez se haya recuperado de la anestesia y se haya controlado la inflamación producida tras la cirugía.

Aunque quizás no lo parezca, como mencionábamos anteriormente, esta es una intervención sencilla y segura, por lo tanto, el tiempo necesario para realizar este procedimiento es reducido, siendo su duración media de 35 a 45 minutos.

A pesar de que la blefaroplastia superior es una intervención segura, es posible reducir aún más los riesgos y complicaciones que pudieran surgir, la forma de reducirlos es realizando una blefaroplastia con láser.

El procedimiento para realizar una blefaroplastia con láser es muy similar al que ya hemos mostrado, siendo la principal diferencia la herramienta con la que se interviene, en este caso, el cirujano responsable utilizará el láser tanto para cortar como para cauterizar las incisiones realizadas.

La blefaroplastia superior con láser supone una intervención totalmente segura para el paciente ya que el globo ocular queda perfectamente protegido del láser que se está utilizando.

El postoperatorio de la blefaroplastia superior

En los dos días posteriores a la blefaroplastia la zona de los párpados permanecerá inflamada y distendida, no obstante, esta es una respuesta normal del organismo ante la intervención.

Afortunadamente este síntoma puede ser tratado muy fácilmente con la aplicación de frío local, el cual actúa como anestésico y como vasoconstrictor, disminuyendo la inflamación y procurando una óptima circulación sanguínea en la zona intervenida.

Es posible sentir picor y sequedad ocular, pero para controlar esta sintomatología bastará con aplicar un colirio o pomada oftálmico de efecto lubricante, el cirujano le recomendará a cada paciente cuál es el producto más adecuado a aplicar para mantener el globo ocular en un óptimo estado.

Aproximadamente a partir de la primera semana tras la blefaroplastia el paciente puede reincorporarse plenamente a su rutina habitual aunque resultará de gran importancia haber seguido de forma estricta las medidas que el cirujano responsable de la intervención haya comunicado a cada paciente.

Antes y después, qué esperar tras la blefaroplastia superior

Controlar las expectativas resulta de gran importancia ante una intervención de medicina estética, por ello es necesario saber qué esperar después de una blefaroplastia superior. Lo que distingue principalmente el antes y el después de esta intervención es un resultado final donde los párpados superiores se ven levantados y tersos, devolviéndole así a nuestra mirada gran parte de su vitalidad.

A pesar de ello, es necesario saber que la blefaroplastia superior no corrige otros problemas de envejecimiento como las patas de gallo, en este caso, será necesario complementar este tratamiento con otro tipo de intervención como por ejemplo el lifting.

Share this post:
ClinAdminBlefaroplastia superior, mejor tratamiento